domingo, 17 de enero de 2010

Gracias, Pedro.


Tal vez una de las más gratas sorpresas relacionadas con el IV premio El Espectáculo Teatral haya sido conocer a Pedro Víllora y ser objeto de su enorme caballerosidad. El premiadísimo Villora quedó finalista en esta edición… pero pareció alegrarse tanto por mí y por mi primer premio que me conmovió enormemente.

Yo lo veo así: los que estamos en Madrid escribiendo teatro en este momento tenemos tanto en nuestro contra, que nos resulta difícil no apoyarnos los unos a los otros.

En el fondo, tal vez sólo nosotros sepamos lo que cuesta distribuir y producir obras, mientras que vemos atónitos como bazofia tras bazofia es importada a nuestros escenarios vía traducciones infumables, o cómo nuestras autoridades culturales parecen más interesadas en presentar refritos de autores muertos que en apoyar a los que estamos intentando contar las nuevas historias de nuestro tiempo.

¿Cómo se explica que ni siquiera nuevos textos premiados vean la luz?

Pues eso, que muchas gracias, Pedro.


Emilio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada